Analizamos el origen de su dolor

Posturología en Almería

La posturología busca el origen del dolor a través de la investigación y reprogramación de las vías de entrada sensorial. Realizamos un análisis baropodométrico y estabilométrico con plataforma de presiones para ser más precisos en nuestro diagnóstico. Clínica Ciudad de Almería es tu centro de posturología en Almería.

Conoce la causa de tu dolor

ANÁLISIS POSTURAL

La postura, es la adaptación que el cuerpo realiza a los sistemas de captación de información del exterior, que nos permiten tener constantemente referencias de nuestro entorno, y mantenernos en equilibrio, un equilibrio dinámico, en constante modulación.

Esta captación de información se realiza a través de unos captores posturales como son nuestros ojos, los receptores de nuestros pies, nuestra piel, la columna vertebral, nuestro sistema oclusal y Articulación temporomandibular (ATM), el sistema vestibular y otros órganos internos e incluso vísceras, que envían información a nuestro sistema nervioso central de como debemos distribuir nuestro centro de gravedad, como deben bascular nuestros hombros y nuestra pelvis, de como debe adaptarse el apoyo de nuestros pies, que músculos deben trabajar y cuales no para mantenernos y sostenernos sobre nuestro esqueleto, y muchos otros aspectos y todo ello, de forma automática y no consciente.

¿Qué podemos tratar con Posturología?

  • Dolores musculoesqueléticos: lumbalgias, dolores escapulotorácicos, cervicalgias, artrosis, trastornos mandibulares, etc.
  • Disfunciones neurovestibulovasculares: migrañas, vértigos, acúfenos, insomnio, etc
  • Disfunciones radiculares: ciatalgias, neuralgias cervicobraquiales, neuralgia del trigémino, etc.
  • Simpaticotonías y vagotonías: estrés, ansiedad, cansancio, astenia, etc
  • Trastornos neurovegetativos: alteraciones digestivas, taquicardias, hipertensión, trastornos respiratorios, etc
  • Trastornos neurocomportamentales, depresión, ansiedad, déficit de atención, etc.
  • Infantil: trastornos del comportamiento, TDA, hiperactividad, insomnio, ansiedad infantil, dislexia, dolores en el crecimiento, alteraciones de apoyo plantar, escoliosis, ciertos trastornos visuales, etc.
  • Prevención en general de cualquier sintomatología originada por un desarreglo postural.